Volver a Nro. 37 - Noviembre 2012
Lecturas 3949 - Comentarios

'Es un error creer que todo lo natural es bueno'

Entrevista de Clarín a la toxicóloga canadiense experta en seguridad y regulación alimentaria, Bernardene Magnuson, de paso por la Argentina, invitada por ILSI Argentina (Instituto Internacional de Ciencias de la Vida).

“La venta de los suplementos dietarios crece año a año en todo el mundo porque adelgazar es muy difícil y eso se ha convertido en un nicho impresionante para la industria de estos productos”, afirma a Clarín la toxicóloga canadiense experta en seguridad y regulación alimentaria, Bernardene Magnuson, de paso por la Argentina, invitada por ILSI Argentina (Instituto Internacional de Ciencias de la Vida) para hablar en el reciente Congreso Argentino de Diabetes. La especialista sostiene que es necesario que los organismos reguladores públicos intervengan directamente en la autorización y venta de estos productos y apunta al peligro de las ciberfarmacias. También asegura que si están mal utilizados pueden causar riesgos para la salud.

¿Cuáles son esos riesgos?
Básicamente su toxicidad y su interferencia con otros medicamentos. Existen muchos informes que dan cuenta de estos problemas. Hay suplementos de preparados que se han hecho de una manera tradicional desde hace muchos años, pero ahora se convirtieron en suplementos dietarios y se ha modificado el método de preparación. Un ejemplo es la planta de efedra que en la medicina tradicional dio buenos resultados para combatir la tos, pero después la gente empezó a usarla para bajar de peso en forma de comprimidos y en dosis muy altas y ahí empezaron a aparecer informes de toxicidad severa porque causa daño hepático.

¿Y qué otro?
La posibilidad de que se produzcan interacciones con medicamentos. Hay ejemplos bien documentados: uno de ellos es la hierba de San Juan, un suplemento que se usa como antidepresivo y está probado que interfiere con la medicación oncológica. Otro caso es el jugo de goji (un fruto con alto contenido en antioxidantes) que anula el efecto de la medicación anticoagulante.

Ante la gran variedad de suplementos dietarios que ofrece el mercado ¿es posible conocer todas las interacciones que pueden causar con los medicamentos?
No. Sólo se conocen algunas. Por eso, quienes sufren determinadas patalogías y toman medicación tienen que ser precavidos y consultar con su médico. Siempre digo que si se come menos y se ejercita más no hay demasiados riesgos y funciona: se adelgaza.

¿Por qué cree que mucha gente no repara en los daños que pueden causar algunos suplementos dietarios?
Existe la tendencia a creer que todo lo que es natural es bueno y eso es una creencia errada: hay muchos ejemplos en la naturaleza de cosas que son peligrosas para la salud y hay muchos productos producidos por el hombre que son muy buenos y seguros. Por ejemplo, en cuanto a nutrientes, la vitamina A en altas dosis puede ser sumamente peligrosa; hay peces y hongos que tienen sustancias tóxicas que una vez capturados tienen que ser preparados de manera especial para que no sean dañinos.

Y muchos consumidores se informan, eligen y compran por Internet.
Sí, cada vez más, pero para estos productos Internet no es una buena fuente de información, a menos que se recurra a informacion oficial de las autoridades que los autorizan. La mejor recomendación para los consumidores es que estén atentos y en alerta.

Clarín. 11.2012
POR GRACIELA GIOBERCHIO GGIOBERCHIO@CLARIN.COM