Integridad Científica: pilar esencial de nuestra filosofía de trabajo

La red de entidades que conforman ILSI comparten la misión de reunir científicos de diferentes ámbitos para discutir, investigar y difundir los resultados de sus trabajos para beneficio de la sociedad. Si bien la mayor parte de estas entidades llevan a cabo esta misión gracias a la suma de aportes de los miembros del sector privado, ILSI privilegia la colaboración con otras organizaciones, tanto privadas como públicas, gubernamentales y no gubernamentales.

Se puede definir la Integridad Científica como la condición que se da al adherir a los estándares aceptados, los valores profesionales y las buenas prácticas de la comunidad científica. La adherencia a estos principios asegura la objetividad y reproducibilidad de la investigación, así como las evaluaciones que ayudan a prevenir la falsificación, el plagio y otros manejos fraudulentos, las interferencias externas y la censura, los procedimientos inadecuados y la seguridad de la información. [1]

La Integridad Científica es un principio central de todas las organizaciones que conforman ILSI. Implementar estas prácticas asegura que nuestro trabajo esté informado por ciencia basada en evidencia y no por intereses financieros o de otro orden ya sea de organizaciones o de individuos. Esto es crítico para que ILSI pueda cumplir con su misión de forma confiable. Para ello, contamos con una serie de políticas y principios que guían nuestro trabajo y que la red de ILSI ha adoptado en su conjunto.  

Esta tarea es sólo posible gracias a la participación de los expertos que donan su tiempo y conocimientos para avanzar en los diferentes grupos de trabajo, que es fundamental para ILSI y es la base de nuestro modelo de trabajo.

Asegurar la integridad en todas las actividades que emprendemos es tan importante para nosotros como la calidad y la excelencia de las mismas. ILSI Argentina ha demostrado su compromiso con estos pilares a lo largo de más de 25 años de trayectoria.

 

[1] Fuente: Nutrition Reviews Vol 67 (5): 264-272: “Funding Food Science and nutrition research: Financial Conflicts and scientific integrity”.
“Special Report” en el cual, los 8 principios fueron publicados por primera vez